A medida que envejecemos, los efectos acumulados del Sol, los contaminantes, el acné y las cicatrices pueden dañar nuestra piel y hacernos parecer mayores de lo que realmente somos. Una manera de tratar y reparar la piel es mediante el uso de Peelings químicos.

 

Los Peelings se usan para mejorar el aspecto de manchas, líneas finas, tono de piel y la textura.

 

Si desea mejorar la apariencia y reducir las arrugas de la piel (leve a moderada según el peeling realizado), un peeling químico puede ser justo lo que necesita.